Conoce: Miguel Ángel Casco

Su propuesta artística fluctúa entre pintura, grabado y dibujo; se caracteriza por representar formas, texturas, espacios y personajes de su cotidianidad. Busca proponer las cualidades indisociables de los mismos, y lo hace a través de las miradas que incitan a la indagación de la persona retratada. Es entonces cuando las miradas ganan una suerte de atemporalidad.

Estudió Artes Plásticas y una maestría en Diseño de Información (Especialidad en producción editorial) en la Universidad de las Américas Puebla (Hons). Su trabajo pictórico le ha valido la invitación para exhibir su propuesta en México y en el extranjero. Ha realizado más de veinte exposiciones individuales y colectivas, de las cuales destacan las realizadas en: El Museo Latino, Nebraska, La Galería Angel Orensanz Foundation NYC en Estados Unidos; Galerías del Palacio Municipal, Capilla del Arte en Puebla y Casa del Caballero Águila en Puebla; Centro Cultural Universitario Bicentenario en San Luis Potosí, Polyforum Siqueiros Ciudad de México; entre otras. Su obra ha sido seleccionada dentro de distintas muestras de arte de iniciativa pública y privada. Ha sido galardonado con Mención Honorífica en dos ocasiones en: Muestra Arte Grupo Reforma y forma parte de diversas colecciones públicas y privadas.

Indamag: ¿Cuáles son los materiales de tu preferencia?

Miguel Casco: Trabajo con la encaústica, proveniente de la cera de abeja virgen. Me agrada la textura al momento de mezclarla con los pigmentos y, por la consistencia final, resuelve muy bien mis necesidades de representación.

I: Cuéntanos acerca de tu trabajo, de tu último proyecto.

MC: El último proyecto en el que estoy trabajando parte de la serie titulada Embodied, la cual discurre a partir de las relaciones interpersonales que, a través de la tecnología, se fortalecen o diluyen. Comenzó cuando mi pareja y yo nos distanciamos físicamente y nuestro medio de contacto se limitó a mensajes, notas de voz y una que otra foto.

Siempre he trabajado con mujeres, con la intención de combatir la figura sexualizada que en nuestros días perpetúa. Ahora he incluido a otras personas interesadas en el proyecto y se ha ido apuntando hacia la representación del cuerpo; como los cuadros de Lucian Freud que muestran al cuerpo como carne y no como figura. Estas representaciones buscan resaltar las cualidades físicas de lo natural en el cuerpo, no estilizarlas. Próximamente habrá una convocatoria abierta a todo aquel interesado, estén atentos a la página.

I: ¿Qué te inspira de manera cotidiana?

MC: Siempre he sido muy sexual, pienso que la represión, y en específico las limitaciones sexuales, es la causante de conflictos en nuestra sociedad. Me orillo por el retrato y la figuración porque el contemplar cada detalle del rostro o del cuerpo me vuelven más sensible, perceptivo. Observar nos vuelve conscientes de nuestro espacio. Cada persona aporta algo diferente y siempre he querido retratar eso que escapa a su definición, una actitud, esa ficción que hace a las personas ser ellas mismas.

I: ¿Tienes alguna banda o algún álbum favorito?

MC: Creo que la música es circunstancial y nos escoge. En estos momentos escucho A Moon Shaped Pool de Radiohead; A New Place 2 Drown de Archy Marshall y una lista que incluye desde Lou Reed hasta Sia.

I: ¿Cómo es un día normal en tu estudio, trabajas afuera, adentro, tienes algún ritual antes de trabajar?

MC: Siempre pongo alguna canción que en ese momento me mueva, la escucho y sólo me concentro en escuchar. Posteriormente organizo mis materiales, como un quirófano, todo debe estar en su lugar y el espacio de trabajo debe estar limpio y con lo que necesito. Veo algunas imágenes, en algunos casos “soft porn.” Y posteriormente me desconecto, trabajo una hora, descanso y vuelvo a trabajar una hora más. Al final limpio mi espacio, tomo algunas fotos como registro y apago las luces.

I: ¿Quisieras compartir algún consejo para artistas jóvenes o en formación?

MC: Que trabajen de la forma más honesta posible. Es fácil engañarnos para querer sorprender, a mí me pasa. Lo importante es confiar en lo que creemos y buscar referencias, eso siempre ayuda. También busco estructurar mis proyectos a partir de responder las preguntas: ¿Qué?, ¿Cómo?, ¿Para qué?, en función de generar un diálogo y no sólo un objeto de ornamentación. Y bueno, quizá esté de más, pero siempre estar al día con las noticias, procurar estar informado.

I: Si no hubieras sido artista. ¿A qué te habrías dedicado?

MC: Me gustaría ser arquitecto, también.

I: ¿Qué artistas mexicanos influyen en tu obra?

MC: La forma en la que Victor Rodríguez y José Antonio Farrera se apropian de la realidad me parece impresionante. Ambos son muy diferentes, uno juega con la imagen, otro con el cuerpo. Por otro lado, la narrativa historiográfica como crítica social de Erick Meyemberg me lleva a pensar el arte como una estrategia de comunicación, así como las piezas de Fabián Ugalde.

I: ¿Dónde podemos encontrar tu trabajo?

MC: Pueden visitar http://www.miguelangelcasco.com

Something to Say?

Your email address will not be published.